¿Cuáles son las muertes más absurdas de personajes jugadores?

Comenzamos el curso con lecciones pedagógicas sobre juegos de rol. A menudo, ya sea por hartazgo del jugador o del máster y en menos ocasiones por tiradas dramáticas de los dados, se producen muertes de los personajes que hemos construido con mucho -o con nada- de cuidado a lo largo de una campaña o varias partidas. En estos últimos casos no se puede hacer nada a excepción de la voluntad del máster, pero si bien en los primeros es habitual que la historia y para dar una salida lógica a un personaje problemático -o suicida- muera de forma extraña y no pocas veces deshonrosa.

En nuestras partidas, tenemos nuestros propios récords de muertes absurdas entre las que cabría citar algunas como las más épicas, extrañas y bizarras. Si eres un jugador responsable con tus personajes lee atentamente estos ejemplos a evitar. Si de lo contrario quieres superar las historias más escabrosas y misteriosas de cómo darle un final a un personaje, lee con detalle los siguientes ejemplos que hemos tenido en nuestras sesiones de rol. Todas ellas acometidas por el mismo jugador.

Muerte 1. Practicando sexo con vampiros.

1

Cuando eres un vampiro no debes dejarte llevar por los vicios humanos, tu personaje ya está por encima de esas cosas.

He aquí un ejemplo de muerte por kiki en la campaña Ascenso a la Golconda de Vampiro La Mascarada. Si hay alguna muerte ilustre y relato aleccionador de cuanto no se debe hacer, hablaremos de un Giovanni que sedujo y abrazó a una prostituta y reconvertida hechicera para simplemente practicar el coito tras prometerle su amor. Un tipo bastante primitivo, ruidoso y simple que acabó en algún lugar de las calles de Flandes. Según contaba, sus escarceos apenas duraban más de un mes y de hecho nadie ha vuelto a saber de su hija y amante. Dicen que años después encontraron sus restos en un refugio rodeado de tres tipas de esas que se dedicaba a recolectar. Al parecer, había muerto al consumir toda su sangre en volver a activar sus órganos más humanos y viriles sobre los cuales bien le gustaba alardear en público.

Muerte 2. Practicando sexo con alienígenas.

2

Si durante algún momento observas algún comportamiento extraño en tu pareja o en esa chica que te acabas de ligar, es el momento de que vayas meditando si deberías seguir con el tema.

En el universo de Infinity N3, hace tiempo que se roleó una partida ambientada en el primer contacto entre los seres humanos y la Inteligencia Evolucionada. Tres soldados anónimos firman un contrato de confidencialidad para una misión bautizada como Misión Zulú, organizada por el 0-12, la organización internacional que acoge a las potencias humanas.

Durante un viaje en una nave comercial, los aventureros compartieron el amor y el calor de la flamante nómada Susana Aldrich, quien estaba muy interesada por los planos del carguero panoceánico y les propuso acompañarles. Aldrich les informó del que la información que buscaban se encontraba en la tercera planta de un pecio abandonado. Tras una serie de sucesos sospechosos y malestar físico del soldado Frank Anakatashima que había compartido su intimidad con Susana, se descubrió que la supuesta Aldrich tenía un ADN no humano y que era un ser que había suplantado dicha identidad.

Al parecer, el soldado no se había sorprendido por la cantidad de lubricante fisiológico que su amante exhudaba, el cual había manchado la mayor parte de la cama, el suelo, las paredes y los enseres de su camarote personal durante el coito. Algo que Frank atribuía a sus probadas y hábiles dotes amatorias con las chicas, las cuales se “mojaban” literalmente. Tampoco se había sorprendido de la información que la chica tenía sobre un pecio abandonando en el espacio durante años. Por suerte sus amigos eliminaron al falso agente y descubrieron que se trataba de alguna criatura alienígena de aspecto reptiloide. Lo que se conoce como un shasvastii, el cual había intentado inocularle un huevo-embrión en su interior al valiente militar chino.

Muerte 3. Robando información clasificada desde el ordenador de una universidad pública del país en cuestión.

3

Nunca robes los secretos de Estado ni la información clasificada de una gran potencia, pues nada puede hacer un individuo contra la totalidad de cuerpos de seguridad de un Estado todopoderoso.

Seguimos en la historia de la anterior campaña, Frank Anakathasima junto con sus dos compañeros Axelia y Nekomata salvan a un importante científica, Watib, en el planeta desértico de Bourak. Bourak, sede Haqqislamita y el país donde la investigación bio-sanitaria se encuentra más avanzada, especialmente en el ámbito sanitario de la regeneración y las resurrecciones. A la mañana siguiente, Watib les dijo a los protagonistas que podían irse tranquilamente. Mientras esperaban a la próxima nave espacial circular que tardaba unas semanas, decidieron visitar la universidad de Med-Alk-Asser. En ese momento, Frank decidió, como fiel siervo de Yu-Jing, robar la información secreta sobre investigación biosanitarua de Haqqislam desde un ordenador de consulta de la biblioteca de la Facultad de Medicina de dicha universidad. Tras hackear la información e iniciar la descarga, el personal de administración y los estudiantes que se encontraban en la biblioteca comenzaron a abandonarla de forma ordenada dejando a Frank sólo delante de la pantalla. Frank no sospechó en ningún momento que los servicios de inteligencia haqqislamitas lo habían detectado en la red y que habían avisado de un Código Rojo a los estudiantes y bibliotecarios que habían dejado la biblioteca vacía, mientras enviaban a un comando para ejecutarlo sin remordimientos. Al cabo de diez minutos, Frank consiguió enviar alguna de la información clasificada al servicio de inteligencia de Yu-Jing. Desafortunadamente, un comando de dos Tuaregs pertrechados con fusiles y trajes termo-ópticos, acabó con su vida antes siquiera que pudiera salir por la puerta de la Facultad de Medicina echando ostias.

Muerte 4. Acudiendo a una reunión con tus superiores para hablar sobre tu próximo ascenso profesional en un pueblo en medio del desierto.

desierto

Es posible que no sepas que la has cagado en tu trabajo. Si bien, hay formas de saberlo, como cuando tus superiores te citan para hablar de tu promoción profesional en un pueblo de pastores en medio del desierto.

La muerte en cuestión se produjo en la anterior partida y justo después de los hechos narrados. El Estado de Yu-Jing había conseguido información clasificada de la medicina de Haqqislam gracias a la valentía (o estupidez) de Anakatashima. Lo que provocó un conflicto internacional entre ambos países que se saldó con una rebaja del 40% de la venta de metal teseum de Yu-Jing a Haqqislam. Realmente los mercaderes árabes habían hecho un buen negocio. Al ser resucitado por sus compañeros en un hospital de Haqqislam, Anakatashima recibió una llamada del servicio de inteligencia chino (que estaba bastante cabreado por la tajada que había sacado Haqqislam) que le citaba para recibir su recompensa. Axelia y Neko le advirtieron que no acudiera temiendo la gravedad de la situación. Frank ignorando el consejo, acudió a su cita en un bar abandonado a cinco kilómetros de una aldea de cabreros haqqislamitas. Allí, le esperaban el comodoro Wei Zang y un sicario ninja, para informarle de la pérdida de honores y su expulsión del servicio de inteligencia imperial. Frank Anakatashima lloró, mientras Zang rompía su ficha de agente delante de su cara por haber provocado un conflicto comercial entre Yu-Jing y Bourak. Deshonrado, Frank no opuso resistencia y se entregó para ser asesinado por sus superiores, a quienes había deshonrado. Los matones se ensañaron con su cadáver: troceándolo, quemando sus restos, arranco su petaca de su cerebro y meándose encima de ella para finalmente lanzarla a la arena del desierto.

Muerte 5. Disparando con ametralladora a una nave aeroterrestre de combate armada con misiles teledirigidos.

5

Recuerda que una pistola, una escopeta, una ametralladora y un rifle de posta no pueden herir el blindaje más resistente de una nave aérea y la cual está armada con una tecnología mejor que esos juguetes de niños pequeños.

En la fase final de la anterior historia, nos encontramos con Rutger, un borracho ariadno que había sido encarcelado por diversas peleas y tumultos en los bares. El prisionero fue integrado entre los miembros de la Misión Zulú para ser amnistiado y recuperar su libertad.

Durante su regreso en aerodeslizador a Ravensbrucke, el transporte fue asaltado por un vehículo aéreo nómada que lo derribó. Nuestros protagonistas saltaron en paracaídas hasta el interior de la jungla, donde un comando Szalamandra nómada intentó asaltarles por última vez. Sin mucha dificultad, Neko dio cuenta con sus artes marciales del TAG y Axelia junto a Rutger acabaron con los moderadores bakunianos que pretendían secuestrar a Elisa. Rápidamente, se ocultaron entre la espesura de la selva del avión nómada que aún les seguía, salvo Rutger. El ariadno en un alarde épico, cogió una ametralladora y disparó toda su ráfaga hacia la nave nómada, la cual ascendió hasta una posición adecuada para lanzarle un misil teledirigido.

Muerte 6. Participando como vampiro en una persecución policial a la salida del sol.

6

En una sesión de Vampiro La Mascarada, se interpretaba a un grupo de jóvenes vampiros que poco a poco habían descubierto su nueva naturaleza. Uno de ellos, antiguo detective a sueldo, que había secuestrado a una persona para interrogarla sobre la transformación sufrida provocó un altercado matutino iniciando una persecución policial. Tras unos minutos, y los suficientes como para que saliera el sol, huyendo de las autoridades policiales terminó literalmente frito en el interior de su coche. ¡Y que conste que no era verano!

Anuncios